miércoles, 19 de agosto de 2009

Inmersa en el vacío de unos ojos olvidados.
Lanzando besos al aire,
envueltos en alegría e inocencia.
Risas enmudecidas
ante realidades perdidas.
El último sorbo de una taza vacía.

En mitad de una mañana nublada,
una duda despertó,
se lanzó un dado al aire
y esta vez tocó el dos.

Nubes negras y espesas,
encima de la cabeza.
Un calor horrible afuera,
un bochorno y una espera.

Inquietud entre palabras.
Frases nada forzadas.
Un silencio nada incómodo.
La inconsciencia entre el asombro.

Un reencuentro jamás hallado.
Unos rayos evaporados.
Un adiós sin despedida.
Un te veo luego, una mentira.

Un saludo a aquellas velas,
que alumbran el cielo, en espera.

1 comentario:

  1. Guau... uno de mis favoritos, sin duda. Enhorabuena!
    Besos!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?